PRONUNCIAMIENTO DEL CRIPX

El Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil, comparte la definición de corrupción como «el mal uso o el abuso del poder público para beneficio personal y privado» está opera en múltiples niveles de tal forma que se pueden distinguir básicamente dos: de alto y bajo nivel. La corrupción de bajo nivel se refiere a la que tiene lugar servidores públicos y ciudadanos, traducido en actos como soborno, abuso de funciones, abuso de confianza, fraude, malversación o apropiación indebida de fondos públicos. En cambio la corrupción de alto nivel implica la manipulación de licitaciones, conflicto de intereses y otros actos asociados con pérdidas y perjuicios en contra de la sociedad y su patrimonio por ejemplo: infraestructura mal construida o hecha con materiales de baja calidad, en detrimento de la calidad ambiental, en favor de permisos y construcciones entre otros más. El Megaproyecto mal llamado “Tren Maya” es una obra marcada desde su diseño, ejecución (en algunos lugares) y su posible administración por la Corrupción.

Una simulación de Consulta y Consentimiento del 29 de noviembre y 15 de diciembre del 2019, explicando un Megaproyecto que va a modificar el entorno y vida de las comunidades en 15 minutos, con información general ambigua y sin explicación de los impactos a generar en todos los aspectos de la vida, pero eso si convocando solamente a los representantes y autoridades locales de las comunidades a traer su pliego petitorio, su lista de necesidades a cambio de dar un si al tren. Eso se llama soborno y corrupción.

El martes 21 de abril del 2020 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Asignación de la SCT, a FONATUR “para construir, operar y explotar la via ferroviaria denominada Tren Maya”, pero FONATUR licitó la obra de la Fase 1, antes de la Asignación, el 24 de enero 2020. Esto se llama manipulación, abuso, y corrupción.

Promover supuestos grupos pro tren solo genera la división en las comunidades y la criminalización hacia aquellas voces y organizaciones que defienden su derecho a exigir información real, científica y de análisis de impactos a corto, mediano y largo plazo, como a defender el patrimonio mixto de la humanidad como lo es la Reserva de la Biosfera de Calakmul. Es un conflicto de interés que promueve la corrupción.

La posición de FONATUR-Barrientos y otras instituciones ante el fraude, extorsión y concusión realizado en los diferentes ejidos que se encuentran en los municipios de Candelaria, Escárcega, Champotón, fue inculpar a los representantes de los ejidos, exhibir las pruebas de inocencia y manipular la información, para provocar el enfrentamiento interno y desviar la atención de los verdaderos culpables, este tipo de acciones forman parte de la Corrupción existente.

Sin poder leer, tampoco tener en físico los Convenios de Ocupación Previa a Título Gratuito de las Tierras de Uso Común sujetas a Expropiación, solo con el conocimiento del monto del pago de la supuesta indemnización del pago histórico por los derechos de la vía antigua, que en realidad es por los nuevos trabajos y no de rehabilitación, a esto también se le conoce como fraude y forma parte de la corrupción.

En el ejido de Halacho, Yucatán el actuar de la Procuraduría Agraria y FONATUR, es encubrir al exrepresentante ejidal de los pagos realizados por la expropiación y de NO entregar todos los contratos o Convenios.

Las funciones de la Procuraduría Agraria es procurar justicia y defender los derechos de los sujetos agrarios y lo único que hace es disimular, dejar que FONATUR y sus Despachos, Empresas, elaboren Convenios-Contratos, leoninos, permitir hacer obra sin medir los impactos y dejar en la indefensión a los ejidatarios, esto tiene un nombre que es contubernio una expresión más de la corrupción. 

En el mismo tenor del engaño son los cambios de trazo o de tramo, por lo mismo NO es rehabilitación sino obra nueva, y no como lo defiende FONATUR en los juzgados insistiendo y argumentando que es rehabilitación, es decir que esto también es engaño, disimulación y por ende corrupción.

El 7 de julio del 2021 el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, aprobó la concentración, promovida por Nacional Financiera, S.N.C., Institución de Banca de Desarrollo. Que los juicios de amparo indirecto materia de la concentración se impugnaron diversos actos relacionados con las consecuencias de la planeación, construcción, desarrollo y/o acondicionamiento del Tren Maya, solicitud inducida para evitar distintas maneras de proveer, proceder y acordar sobre este Megaproyecto y allanar el camino de las omisiones, facilitar y aprovecharse de su cargo, esto también es conocido como corrupción.

Ante el Acuerdo del Tribunal Colegiado en Materias del Trabajo y Administrativas del Decimocuarto Circuito de Desecharles o negarles a las 13 personas que se presentaron como Terceros Interesados o tener interés jurídico, estos y con el apoyo de un Regidor del H. Ayuntamiento de Calakmul, y los representantes de MORENA, se han dedicado a presionar, hostigar, mentir y ofrecer recursos financieros para firmar el desistimiento de la Demanda de Amparo de algunos compañeros, en otras palabras coloquiales también se llama corrupción.

De la misma manera la Secretaría de Bienestar a través de su programa sembrando vida, en lugar de promover el autodesarrollo, genera dependencia, y sobre todo controlador de los productores. Al igual actúa y se presenta como intermediario entre FONATUR y los Quejosos de los amparos, con el supuesto de recoger inconformidades y prometer futuros apoyos.

La corona del Rey se entroniza el 22 de noviembre y 22 de diciembre del 2021 con el Acuerdo interinstitucional de facilitar, omitir, transgredir todos los requisitos, reglamentos, licencias, manifestaciones impactos ambientales, y sobre todo sin cumplir con las medidas de mitigaciones reales, profundas, de largo tiempo, justas, correctamente ambientales, acompañados con la Reforma la cual criminaliza la protesta con multa y cárcel a quienes interrumpan el tránsito o la obra de las vías de comunicación. Todo esto es para facilitar, omitir y violar los derechos humanos y colectivos, se denomina Corrupción, acompañado de Contubernio.

Nosotros creemos en la Democracia Participativa en la Libre Determinación, No en la concentración del poder en una persona. Mucho se habló en campañas políticas de dejar atrás el presidencialismo y lo que hoy vivimos es todo lo contrario es la subordinación, bajo el lema de toda crítica, observación opinión contraria o en desacuerdo es sinónimo de conservadurismo y sobre todo apoyándose en las fuerzas armadas, quienes en el megaproyecto son otro de los beneficiarios, como constructores, administradores y los receptores.    

Todas estas acciones forman parte de crear las condiciones para iniciar obras en el tramo número 7 y final, sin oposición o la criminalización y el hostigamiento al CRIPX.

Para nosotros si existe una 4 Transformación pero del PRI, con un discurso populista y mediático a través de una cortina de humo llamada corrupción.

Exigimos “Alto al hostigamiento” hacia las comunidades y del CRIPX

Exigimos La Libre Determinación de los Pueblos, de acuerdo al Convenio 169 de la OIT y otras Declaraciones de la ONU, OEA.

Exigimos NO se construya un cuartel más de la Guardia Nacional, en Xpujil

No al Tren mal llamado Maya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *